Camina despacio por … (parte 1)

Vista de Zumaia. Fuente: Ainhoa García Mallo
Vista de Zumaia. Fuente: Ainhoa García Mallo

¡Buenas días corazones! Ya se acabó el puente de este mes de octubre. ¿Qué tal lo habéis pasado? Espero que tengáis las pilas cargadas. Ayer hizo un tiempo muy típico en el norte y me pasé toda la tarde pensado en qué publicar esta semana. Después de verme 3 películas y comerme 2 bolsas de pipas, decidí (por fin) enseñaros un poco de la costa guipuzcoana.

El otro día, sin pensarlo, cogí el tren desde mi pueblo hasta Zumaia. Este puente no me he ido a ningún lado y no me parecía mejor plan que ir a pasear y escuchar, mientras tanto, el mar. No sé a vosotros, pero me encanta cuando las olas rompen en las rocas, me resulta muy relajante. Me invado de todo y todos, y el mar me lleva a otro mundo. Seguramente, ese mundo no tiene nada que parecerse a este.

Algunos de vosotros ya sabréis sobre la existencia de esta villa guipuzcoana, en cambio, otros tanto quizás ni habéis escuchado hablar de ella. Para todos vosotros va dirigido este post.

Zumaia es un municipio costero de Gipuzkoa en que se unen los ríos Narrondo y Urola, formando así un hermoso estuario, que finalmente desemboca en el mar cantábrico. Sus paisajes son increíbles gracias a las montañas que descienden hasta al mar que se convierten en acantilados. 

DSC_0545
Cañón en Zumaia. Fuente: Ainhoa García Mallo
DSC_0548
El río camino a la desembocadura en el mar Cantábrico. Fuente: Ainhoa García Mallo

Los acantilados, sin duda alguna, son espectaculares y dignos de visitar, y más cuando hay bajamar, ya que queda a pleno descubierto el fenómeno Flysch, denominado parque geológico y que llega hasta el pueblo de Deba. Gracias a esto esta zona costera está convirtiéndose en una zona turística de interés, y cada año son más las personas que acuden a contemplar esta maravilla. A esto también se suma el gran éxito que tuvo la película ‘Ocho Apellidos Vascos’, ya que parte de esta comedia está grabada en Zumaia, por ejemplo, la ermita en la que están a punto de casarse los protagonistas, pertenece a este municipio. Zumaia se está dando a conocer como pueblo turístico por estas dos razones, y sobre todo, en verano, deja de ser ese pueblo tranquilo que yo visité el pasado viernes.

DSC_0039
Vista desde la Ermita San Telmo (Zumaia). Fuente: Ainhoa García Mallo.
DSC_0040
Acantilado y playa de Itzurun. Fuente: Ainhoa García Mallo.
DSC_0041
Vista desde la Ermita San Telmo. Fuente: Ainhoa García Mallo.
DSC_0042
Acantilado en Zumaia. Fuente: Ainhoa García Mallo.
DSC_0043
Ermita San Telmo (Zumaia). Fuente: Ainhoa García Mallo.

Pues bien, si queréis conocer esta zona y queréis hacerlo en coche, simplemente tendréis que coger la AP-8 dirección Donostia/ San Sebastián. Para aquellos que queráis hacerlo en bus o en tren, podéis cogerlo hasta Donostia, Bilbao o Zumárraga, eso sí, yo os recomiendo que vayáis al destino más cercano, que en este caso, en San Sebastián. Desde la ciudad guipuzcoana podéis llegar al pueblo en bus o en tren. Yo cogería el tren, en el trayecto hay vistas increíbles. Si venís de Bilbao sin coche, os recomiendo coger el tren puesto que de esa manera también podréis contemplar las vistas del interior del País Vasco.

Espero que os haya gustado. Dentro de unos días vuelvo con otra entrada y, de vez en cuando, os iré enseñando otros pueblos de la península.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s